mimosas, personal & thoughts

Me volvieron las ganas

Esto es justo lo que me sucede en estos momentos, que me pasa de todo y no me pasa nada y no me pasa nada porque no decido tirarme a la piscina, y cuando digo tirarme, digo tirarme de verdad, de cabeza, con ganas, haciendo que el agua salpique a metros de distancia, y quedarme sumergida en el agua de mis sueños, esos que tengo y que no paran de rondarme la cabeza pero que no sé muy bien como afrontar. A veces las piezas empiezan a encajar formando un puzzle, personas que aparecen en el momento adecuado y sucesos que cobran sentido… y espero y deseo que la bruma que empaña mis ideas empiece a disiparse poco a poco y todo cobre sentido, eso quiero, lo quiero con todas mis ganas porque un día dejas de tener ilusión por seguir con ciertos proyectos para empezar otros, y de repente te das cuenta de que lo que querías realmente era volver a casa y sentir esa dulce sensación de descanso, paz y seguridad que da sentirte en tu terreno y lo que realmente apetece es volver a lo primero, a lo que nunca debiste dejar a un lado. Y aquí estoy de nuevo, escribiendo porque es una de las cosas que más me gusta hacer en la vida, bien, mal o regular, es algo que siempre me encantó, hace unos meses dejé de hacerlo y ahora vuelvo porque me volvieron las ganas, esas que nunca debieron marcharse sin mi permiso…

Un hilo rojo invisible conecta a aquellos y aquellas cosas que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer pero nunca romper.

Hello 🙂

 

 

 

Anuncios
Estándar