inspiration, mimosas, photography

una de sí quieros…

De un tiempo a esta parte me paso largos ratos viendo fotografía de boda, será porque me encanta la fotografía en general independientemente de la temática, si es bonita, es bonito admirarla. No las necesito, no busco fotógrafo, no me caso, pero últimamente y desde hace un tiempo me está sorprendiendo gratamente ver como esta parcela del arte fotográfico que me resultaba bastante hortera, por qué no decirlo, y de dudoso gusto, está sufriendo una evolución y un cambio muy necesarios. Ya era hora de que estos momentos de un día para recordar fueran “algo más”, reflejos de emotividad, puñados de sentimientos y por fin, estilazo, mucha mucha naturalidad y paisajes preciosos como los de Kiss me Frank.

Una vez yo también necesité fotos, quería algo diferente y  no fue fácil encontrarlo, quería algo bueno y tuve que pagarlo, pero no me importó. Ahora tengo unos preciosos recuerdos en papel que puedo enmarcar y colgar en la pared como pequeñas obras de arte con estilo propio y con un “algo más”.

Si volviera a casarme… con estas fotos hasta me lo estoy pensando…
montseytodd08

montseytodd11

montseytodd04

montseytodd01

montseytodd33

montseytodd22

montseytodd12

1463923_520313934731539_1835942593_n

montseytodd36

ireneymanel31

ireneymanel27

ireneymanel26

ireneymanel15

ireneymanel13

ireneymanel07

Fotos: Kiss me Frank

Madrid, febrero de 2014

Estándar
mimosas, personal & thoughts, photography

Diario de furgonetas…

A veces he deseado ser más atrevida, vivir otro tipo de vida, envidio a la gente que tiene el valor de dejarlo todo por un sueño. He soñado con ser suficientemente valiente para pisotear los miedos que nos atan a una falsa seguridad, o a la seguridad que se supone debe regir nuestras vidas, la zona de confort…

El otro día leía que una pareja americana, creo que era americana, ahora mismo no lo recuerdo, dejaron su vida para iniciar un viaje de varios meses, unas vacaciones que se convirtieron en una vida de viajes continuos, se convirtieron en un estilo de vida, cuatro hijos y una furgoneta. Me encantó su historia, no sé si sería capaz de vivir de esa manera, pero lo que sí tengo claro, cada día más claro es que hay que atreverse, hay que romper moldes y salir a buscar sueños, lanzarse a escribir un diario de vida, un diario de historias un diario de furgonetas…

25640009 copy 32280010 copy 34520006 copy 54960019 copy 58900009 copy 2 67320002 70900010 74750009 stuckfuck copy

Felices sueños

Madrid, enero de 2014

Estándar