fashion is, mimosas, photography, places, shopping

Me sale sin querer…

El showroom de Beatriz Peñalver en Madrid está en Ellectrika, un espacio multicultural situado en la calle Montera donde confluyen moda, estética, cultura y un sinfín de actividades que dan dinamismo a este espacio creado y diseñado por Estela, entre otras personas, con mucho mimo y cariño. Llevan ya un tiempo en ese local, pero sinceramente nunca me había fijado y es que tampoco suelo pasar demasiado por allí. Esa tarde aunque tenía miles de cosas que hacer, al final saqué un huequito de mi apretada agenda laboral- maternal para acercarme a ver las propuestas que ya presentó en la pasarela, pero esta vez aterrizadas en prendas mucho más asequibles y adaptadas al estilo de la calle, eso sí, sin perder ni un ápice de ese sello de originalidad que las define y que les otorga esa identidad propia tal difícil de conseguir, y eso me decía ella, que qué bien que allá dónde vieras uno de sus vestidos, de sus faldas, de sus tops… se supiera que eran suyos… y además va y me dice que le sale sin querer, eso es llevar la creatividad por bandera y lo demás es tontería, marcas que gastan millones y millones en agencias de publicidad buscando ese sello inconfundible y a ella… “le sale sin querer”…

Como iba con un poco de prisa tampoco pude entretenerme demasiado recreándome en sus preciosos vestidos, pero eso sí, me dio tiempo a probar dos de ellos, uno, el insignia, el más vendido y el más reclamado, el Rouge, el otro, una preciosidad nacida de esa colección Perdón que vio la luz en Madrid Fashion Week. De una cosa no tuve duda… adoro el rojo.

En Ellectrika también hay peluquería y el chico parece bueno, yo fui testigo in situ y el resultado fue bonito, es lo que tienen sitios como este donde además de ver ropa, puedes encontrarte con un mini concierto de Efecto Mariposa, me contó Estela que esa misma tarde unas horas antes habían pasado por allí y habían estado tocando algunos de sus temas, un showroom de moda o un cóctel estupendo, además de salir con imagen renovada en todos los sentidos. Creo que no voy a tardar en pasar por allí de nuevo porque además de todo lo que ofrecen el trato fue, de verdad, estupendo. Ya os contaré si finalmente me decido yo también en ponerme en manos de un nuevo peluquero…
beatriz_penalver_pasarela_847958206_683x

 

IMG_2636

IMG_2637

IMG_2638

IMG_2639

IMG_2640

IMG_2641

IMG_2659

IMG_2665

IMG_2666

11265541_834916439895974_2275745885871144432_o

11270599_834931433227808_973986801260472785_o

11270688_834916646562620_8573533724448137336_o
11336921_839170062803945_6185513689157347713_o

11406227_837828256271459_1714009873497653799_o

11406291_837828892938062_8968165994235259788_o

 

Fotos: Toni Guerrero_ Ellektrica

Madrid, mayo de 2015

 

Anuncios
Estándar
fashion is

En el front row de… Beatriz Peñalver

Eran las 18.00 de la tarde del lunes cuando recibí un mensaje de mi amiga Ivania, el martes ya tenía planeado bajar a Madrid para pasar por los showrooms de MBFWM y ver las últimas propuestas para la primavera 2015 de los nuevos talentos, pero cuál fue mi sorpresa al leer ese mensaje en el que había una invitación directa al pase de Beatriz Peñalver, su hermana, en la Samsung Ego de la pasarela madrileña.

Creo que no tengo que explicar la emoción que sentí, primero porque a una le alegra que se acuerden de ella en momentos así, segundo porque me apasiona la moda y acudir a un evento así es, cuanto menos, curioso. Y tercero, porque he seguido a Bea desde el inicio de su fulminante carrera y me apetecía mucho ofrecerle mi apoyo, aunque fuera con mi sola presencia, en un momento tan importante para ella.

Y lo disfruté, mucho, desde el instante cero… se apagaron las luces, se encendieron los focos de la pasarela y de fondo empezó a sonar ese quejío flamenco que a todo amante de este arte nos pone los pelos de punta y como si de una película de Almodovar se tratara, en la pantalla principal empezó a proyectarse “Perfidia”, un cortometraje de Raúl Rosillo y la propia Beatriz Peñalver, de apenas cinco minutos de duración en el que se cuenta la historia de una novia gitana y de su sufrimiento.

Y seguido al corto, la colección, “Perdón”, 25 propuestas de trajes espectaculares derrochando creatividad en cada pliegue y que han conseguido emocionarnos a muchos de los que allí estábamos. Enhorabuena a todo el equipo y gracias por el claro ejemplo de que nada es gratuito, con trabajo, sacrificio y esfuerzo todo es posible, hasta los sueños y vosotros lo habéis demostrado.

beatriz_penalver_pasarela_468342931_683x beatriz_penalver_pasarela_623405732_683x beatriz_penalver_pasarela_782748732_683x beatriz_penalver_pasarela_783042313_683x beatriz_penalver_pasarela_773235870_683x beatriz_penalver_pasarela_375307766_683x beatriz_penalver_pasarela_143190576_683x beatriz_penalver_pasarela_500203253_683x beatriz_penalver_pasarela_201217112_683x beatriz_penalver_pasarela_374348397_683x beatriz_penalver_pasarela_152267055_683x beatriz_penalver_pasarela_300596350_683x beatriz_penalver_pasarela_283418072_683x beatriz_penalver_pasarela_847958206_683x beatriz_penalver_pasarela_990348749_683x beatriz_penalver_pasarela_497704968_683x beatriz_penalver_pasarela_501878065_683x beatriz_penalver_pasarela_742879715_683x beatriz_penalver_pasarela_128426013_683x beatriz_penalver_pasarela_944570874_683x beatriz_penalver_pasarela_733782180_683x beatriz_penalver_pasarela_324264209_683x beatriz_penalver_pasarela_981761828_683x beatriz_penalver_pasarela_520671845_683x

 

 

beatriz_penalver_pasarela_798098124_683x beatriz_penalver_pasarela_62503936_683x

Fotos: Vogue

Madrid, septiembre de 2014

 

Estándar
fashion is, mimosas, personal & thoughts, shopping

A qué huelen los sueños…

No es la primera vez y no será la última que os hable de Beatriz Peñalver, sobre todo porque, después de unas Navidades apartada del blog por compromisos profesionales y personales, la vuelta al trabajo después de más de un año y cosas varias… regreso, primero porque ya os echaba de menos, y mucho, y segundo porque quería compartir con vosotros una maravillosa noticia sobre ella.

Recuerdo cuando inicié este blog hace algo más de un año, fue una época en la que tenía tiempo libre, más del que suelo tener normalmente, y encontré la ocasión perfecta para dar rienda suelta a ese afán por escribir y fotografiar, que no me cansaré de decir, me apasiona.

Una de mis primeras aventuras cámara en mano y bolígrafo en la otra, fue asistir al primer showroom de Bea, la conozco desde hace tiempo, la conozco por su hermana, fuimos compañeras de piso durante la carrera, me habló del proyecto de la firma de moda y no me lo pensé dos veces,  sería una buena manera de empezar a dotar de contenido mi cajita de sueños, y no me equivoqué. La cita era en un precioso edificio de esos señoriales que abundan en el Barrio de Salamanca, me acompañó mi amiga Fátima y allí nos plantamos las dos para curiosear lo que Bea tenía que ofrecer al mundo y era mucho. Me encantaron sus propuestas, me sorprendió gratamente ese estilo tan particular que tanto me gusta y tengo que decir que desde el primer momento supe que llegaría lejos, no me preguntéis por qué, pero suelo tener ojo clínico para detectar estas cosas.

Y ahora, un año y medio después, solo! tengo la grata satisfacción de anunciaros que participará en la próxima edición del Showroon MBFW, o lo que es lo mismo, nuestro antiguo Cibeles. Aún recuerdo ese primer showroom, sus nervios, esa ilusión de los comienzos y además de alegrarme mucho por ella, la tomo como ejemplo de que los sueños huelen a esfuerzo, trabajo y mucha, mucha pasión por lo que se hace, y además se hacen realidad.

Nunca dejes de soñar…

1277898_534970473242759_614267602_o 1274909_535709466502193_1407389051_o 1239395_536096553130151_1560100889_n 599288_544076872332119_740370525_n 9515_555956867810786_89019485_n 1380030_563475940392212_1240146356_n 1459177_579671652105974_1915189242_n 1551728_597170540356085_289773799_nMadrid, enero de 2014

Fotos: Beatriz Peñalver

Estándar
fashion is, mimosas, shopping

Manía persecutoria… de zapatillas!

La semana pasada durante mi tournée por el Mercado de Motores tuve un “enamoramiento”, me ocurren de vez en cuando, son cosas bonitas que una ve, que te inundan la cabeza, que ponen en marcha el mecanismo de querer y se convierten en un no parar hasta conseguirlo, así soy yo cuando quiero algo, testaruda, insistente.

Sentada en una escalera metálica de esas de antiguas estaciones de tren, de repente me fijé, llamaron mi atención, una chica se acercaba con sus zapatillas de leopardo, pareciera que con esta simple descripción fueran extravagantes, sin gusto…  nada más lejos de la realidad, divinas, ideales, para saber adecuarlas a un estilo, el de uno mismo. Le pregunté, me respondió amablemente, son de Adidas… oh! qué belleza… estos momentos hacen entender que el utópico amor a primera vista existe, aunque a veces tenga que ser de un simple y básico par de zapatillas.

Ahora las he vuelto a ver en la oficina y entre los anuncios que facebook me lanza cuando accedo a mi página para ponerme al día de las últimas noticias, ¿será una señal que me llama y me dice “cómpralas”? ¿me persiguen? ¿o quizás sea la puesta en marcha del mecanismo por el que al final se acaban aborreciendo ciertas cosas de verlas hasta en la sopa? sinceramente por ahora me quedo con la primera de las hipótesis porque aún no puedo quedarme con ellas.

… I love this pair of Adidas.

Captura de pantalla 2013-10-22 a la(s) 21.57.30

Captura de pantalla 2013-10-22 a la(s) 21.57.00 Captura de pantalla 2013-10-22 a la(s) 21.57.19 Captura de pantalla 2013-10-22 a la(s) 21.58.04Fotos: Adidas

Madrid, octubre de 2013

Estándar
fashion is, mimosas

Margiela para Converse

Converse lanza en colaboración con la firma Maison Martin Margiela, una colección de zapatillas. Nadie como la casa francesa para dar un giro novedoso y convertir las míticas zapatillas de la estrella en una edición limitada muy especial y, de posible imitación si te atreves, porque a veces lo que parece fácil no lo es tanto.

Están pintadas a mano con tinte blanco en toda su superficie: tela, ojales, cordones y suelas, y el efecto deseado es que la pintura se vaya agrietando para descubrir los auténticos colores que se esconden debajo. ¿fácil? es cuestión de intentarlo si te sobran unas Converse olvidadas en el fondo del armario y te apetece reciclar o transformar tus zapatillas, también es un riesgo (todo hay que decirlo) si les tienes cierto aprecio.

Si no, ya las tienes disponibles a nivel mundial en todas las tiendas de Margiela.

maison_converse5 (1)

maison_converse2

maison_converse3

maison_converse4

Fotos: Converse

Madrid, septiembre de 2013

Estándar
fashion is, mimosas, photography

I love New York

Si hay una Fashion Week  que espero y recibo con especial cariño cada temporada, esa es la de Nueva York, quizás porque en ella muestran su creaciones diseñadores por los que siento una especial predilección, y porque el estilazo rompedor y transgresor que destilan ciertas colecciones se ajusta como un guante a mi forma de entender el diseño y como no, a mis preferencias personales.

Reconozco que hay ciertas facetas de este mundo llamado Moda que me aburren y aborrezco soberanamente, pero otras, me apasionan y despiertan en mi esas mariposillas en el estómago más propias de los locos enamorados.

No puedo dejar de nombrar a Alexander Wang, Jason Wu, Victoria Beckham o nuestro nacional Jesús del Pozo, que no han hecho otra cosa más que sorprenderme gratamente una vez más. Ah y atentos a nuestra joven promesa Beatriz Peñalver porque va a dar mucho que hablar.

Pero si hay algo que me gusta y me chifla de la Gran Manzana son las tendencias que se respiran en la calle, la pasarela que late en el asfalto de la capital del mundo.

Por ello, y como reza la frase mundialmente conocida y reconocida… I LOVE NEW YORK y     I LOVE FASHION, que no falte.

165cd771ad54b3a156eac4de20f48313 a_4x (1) a_4x (2)

street_style_de_la_semana_de_la_moda_de_nueva_york_septiembre_2013_750083803_1200x

a_4x (3) a_4x (4) a_4x (5) a_4x (6) a_4x (7)

51fc392006c225e286172189b6ef8614 a_4x (1) a_4x (2) a_4x (3) a_4x

2892f251782de180985f6e7af933d74a

Madrid, septiembre de 2013

Fotos: The Cut/Vogue

Estándar